Archivo de la etiqueta: Manuel García Ferré

Manuel García Ferré: Adiós…pero ¡hasta siempre!

Por Bertha Bilbao Richter (*)

Imagen de lanacion.com.ar

El 14 de diciembre del pasado año, tuve la dicha de conocer personalmente a Manuel García Ferré en la presentación del libro A la hora de la siesta. Magia y rebeldía  (una selección antológica de poemas y cuentos para niños y adolescentes, de Enigma Editores), en la SADE. Al finalizar mi exposición, destaqué la presencia de ese maestro de la literatura infantil y juvenil, que recibió cálidos aplausos, el afecto y la gratitud del auditorio. En la ocasión, agregué que nuestro agasajo no era suficiente, porque la docencia argentina está en deuda con él, puesto que no contamos con ensayos sobre su obra, ni abordajes de tipo didáctico o reflexiones pedagógicas. Fue la oportunidad de formularle una promesa en nombre de la Academia Argentina de Literatura Infantil y Juvenil que está constituyéndose por la iniciativa de la Prof. Cristina Pizarro con uno de los propósitos, el  de  llenar ese vacío en el discurso crítico de la literatura dedicada a niños y jóvenes.

El 28 de marzo, nuestro Adiós multiplicó la despedida de incontables voces argentinas y extranjeras, pero fieles a nuestra promesa, que el maestro recibió con su inconfundible sonrisa y la humildad de los grandes, le decimos ¡Hasta siempre! porque tenemos la seguridad de que su obra lo sobrevivirá por su valor formativo, por las experiencias concretas de los niños y no tan niños transfigurada por la fantasía creadora, por la agudización de la sensibilidad ética y estética que trasunta, por su intención de ennoblecer los sentimientos y potenciar la imaginación, con ternura, con humor, en suma, con sabiduría.

En estos tiempos de exaltación del mal gusto, de violencia, estridencia y sinsentido, de un escepticismo y desacralización cada vez más precoces, la obra de Don Manuel García Ferré constituye una reserva gráfico visual, cinematográfica, televisiva, que aún espera la valoración psicopedagógica, estética, ética y social, pensada desde la interacción entre palabra  y movimiento, entre imagen visual y la conjunción de las artes que exige el cine y la televisión.

Decir Adiós significa encomendar a Dios a quien no olvidaremos. Que su Memoria lo albergue en ese eterno Hoy. Que así sea, y que sus entrañables personajes se proyecten en esa perdurabilidad que ignora la muerte.

(*) Bertha Bilbao Richter es Licenciada en Letras por la Universidad Nacional de Salta (Argentina). Posee un Postítulo de Especialización en Medios y Ámbitos Educativo Comunicacionales, otorgado por la Universidad Nacional de La Plata y numerosas actualizaciones disciplinares en la Universidad de Buenos Aires en las áreas literatura , lingüísticas y ciencias de la educación

Ha dedicado su actividad profesional a la Formación Docente en Institutos de Educación Superior y universidades en la ciudad de Buenos Aires , en la Universidad Nacional de Quilmes y en el Instituto Teológico Franciscano en San Antonio de Padua. Actualmente continúa su desempeño en la cátedra de Literatura en el Instituto Superior de Enseñanza de Radio y TV y alterna esta actividad con trabajos críticos y ensayísticos publicados en libros del Instituto Literario y Cultural Hispánico, con sede en California,  en revistas literarias y culturales de la Argentina y de los EE UU. Ha escrito estudios introductorios y prologado obras de reconocidos escritores de nuestro país y del exterior.

Hijitus, el imaginario de una generación

Corto editado por la Escuela de Animadores sobre la obra de Manuel García Ferré para el 2do Encuentro de Animadores independientes en Rosario.

Un adiós desde Trulalá

Por Alejandra Crespín Argañaraz (*)

Cada vez que se va alguien que fue importante en nuestra vida, un trozo de nuestra historia se va con ellos.  Don Manuel García Ferré me ayudó a entender con mi lábil razonamiento de niña que en la vida había gente mala que solo pensaba en como aprovecharse de los demás como el profesor Neurus, lúmpenes con códigos como Pucho, gente poderosa que vivía apartada de los mas humildes como Gold Silver, hijos consentidos pero rebeldes como Oaky, bobos útiles como Larguirucho (hablá mas fuerte, que no te escucho), gente malvada como Cachavacha, perritos fieles como Pichichus y gente buena que cuando podía, le tendía al prójimo, una mano desinteresada, como Hijitus y cuando las papas pelaban, sacaban lo mejor de ellos para ayudar (Super Hijitus, fu fuuuuu y chucu chucu chucu chucu).

La vida de aquellos niños que hoy son adultos, llevan la impronta de su dibujo y su pluma, que como todo lo bueno de la vida, jamás se olvida. Usted, Manuel García Ferré, es uno de los mejores padres espirituales de  mi inolvidable y bella infancia, y la de muchos que a través de generaciones siempre seguiremos su legado en  en la ciudad de Trulalá.

Gracias por habernos dado parte de su vida  de grandiosa e inolvidables creación de personajes  llenos de ilusión,y así ayudarme a ser mejor persona.  A

gradezco a la vida haberlo conocido personalmente  disfrutar su risa, seguir su legado, y así escuchar su palabra luego de la entrevista que le realicé cuando me dijo: » Tendría que hacerle una entrevista al Museo del Humor» y sin perder tiempo me llevó en su automóvil al MUHU donde me comentó que era uno de su creadores junto con otros caricaturistas.

Siempre estará  vivo en mi.

Gracias,

Alejandra Crespin Argañaraz

https://www.youtube.com/watch?v=lf0v_HanQMg

Comparto esta semblanza y una parte de la entrevista que tuve el gusto y honor de realizar a Don Manuel García Ferré.-

(*) Alejandra Crespín Argañaraz es profesora Superior de Castellano, Literatura y Latín, egresada del Profesorado de Enseñanza Superior nª 2 “Mariano Acosta”, con Especialización en letras clásicas, y literatura comparada-año  1989. Colaboradora en la revista electrónica HISPANISTA dirigido por la Dra. Suely Reis. Participante de Cursos, Jornadas y Simposios nacionales e internacionales en carácter de expositora