Niní Malamud

Niní Malamud

Me llamo Nini Malamud. Nací el primer día del mes de marzo en la ciudad de Mendoza hace 28 años.
Desde muy chiquita me gustó dibujar y pintar por eso a los diez años empecé un taller de dibujo y pintura que se daba en el parque de mi ciudad. Así rodeada de árboles y pajaritos surgieron mis primeras creaciones.
Fui a la escuela Provincial de Bellas Artes y obtuve el título de Comunicación y Artes Visuales con especialidad en Grabado.
En el 2006 me fui a vivir a Buenos Aires donde cursé dos años la carrera de Cine de Animación en Da Vinci Escuela de Arte Multimedia, un año en el Instituto Club Cartun. También hice el curso de Construcción de un libro ilustrado para niños nivel I y II dictado por Istvansch.
Luego de unos años volví a Mendoza y actualmente estoy cursando el tercer año de la carrera de Diseño Gráfico y Publicitario.
He expuesto en los siguientes espacios: La Casa de la Lectura, Mudaa, Cardo independiente,  y también en algunos restó.
He realizado Arte de tapa del CD “El tiempo” de la cantante Mariana Päraway y las ilustraciones del libro “Ahí en la torcacita” de Teresita Saguí de editorial La Aldaba.
Me encanta probar nuevas técnicas y disfruto haciendo lo que me gusta. En cada trabajo dejo mi corazón.

Sitio web /portfolio: http://inemalamud.wix.com/ninimalamud#!resume/c46c

Galería de ilustraciones de Niní

El ojo ilustrado

Niní mira a Yelena Bryksenkova.

Yelena Bryksenkova

Le pedimos a Niní que eligiera un ilustrador/a y una ilustración que le gustara y nos explicara por qué. Esto es lo que nos contó:

Lo apacible esconde algo de terrible, las ilustraciones de Yelena Bryksenkova saben de esto. Imágenes campestres, paletas neutras recrean ambientes donde se respira una calma aparente. Si bien todo parece tranquilo se percibe la sensación de que en realidad ocurre algo mas, de que algo no esta bien, un halo oscuro. Ademas, cada mirada deja al descubierto nuevos detalles: discos junto a la cama, libros, matryoshkas, elefantes de juguete, pequeños terrarios. Cada elemento va construyendo un ambiente, un pequeño espacio a partir del cual resulta fácil inferir la vida entera de los personajes. Así, el rincón de un cuarto puede revelar la historia de quienes lo habitan y cada rincón es un rincón del alma de Yelena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s