“Aproximación a la narrativa y a la poesía para niños: los pasos descalzos”, de María Cristina Ramos.

 Por Paulina Uviña (*)

Datos Bibliográficos:

Ramos, María Cristina. Aproximación a la narrativa y a la poesía para niños: los pasos descalzos/ María Cristina Ramos ; dirigido por Susana Itzcovich.- 1ª ed.-Buenos Aires: Lugar Editorial, 2012.

72 p.; 20x 14cm.- (Relecturas / Susana Itzcovich)

ISBN 978-892-393-6

Reseña

El libro está prologado por Susana Itzcovich quien convoca para una especial lectura, a maestros, bibliotecarios y familiares. Es que son los mediadores entre el libro y los niños. Destaca la palabra y el estilo de María Cristina Ramos.

Está distribuido en los siguientes capítulos:

Cerca de la lectura

Acompañar a mirar

Cerca de la lluvia

El momento del grillo

El telar o de cómo nos va tejiendo la palabra

De puentes y abismos

De docentes e instituciones

Razones para la sinrazón de la poesía

Compartir la poesía

Patita de seda

Cerca de la lectura

La autora destaca la lectura como baluarte de movilidad social y  la cultura escolar tiene que recuperar la lectura  con pasión para promoverla. Es decir que  las actividades se desarrollarán de tal manera,  que convoquen para la multiplicación de lectores y bibliotecas. Lectores críticos, bibliotecas como espacios de interacción grupal, para leer, para escuchar, para recrear con la palabra.

Acompañar a mirar

La autora da cuenta de la poesía que expresan los niños a través de ejemplos de escritura infantil que tiene un valor intrínseco, la imaginación desplegada amplía los mundos internos. Es necesario que se desarrollen prácticas de poesía con los niños, desde temprana edad. La familiaridad con escuchas líricas, promueve mundos significativos.

La presencia de viejas voces que se enlazan con las nuevas, de historias ancestrales con actuales, de la realidad con el borde de los mundos posibles.

Es imperioso hacerse lector para recuperar la esencia del relato, el ejercicio de la palabra, la agudeza de la escucha, el placer de poder imaginar mundos posibles que limitan con la realidad.

Cerca de la lluvia

La maestra que sabe de lluvias, interpretará cuán importante es el papel de la mediadora entre los libros y los niños, entre la voz de la narradora y la imaginación de los niños, entre la voz de la docente que desarrolla ese algo de magia y el destinatario durante el intercambio lingüístico.

El adulto que promueve la lectura, mejor aún, que anima para leer, convocará paso a paso a los niños, tal vez a los padres. No será necesario imponer, obligar.

La lectura está destinada para todos, también para los maestros y es un encuentro de subjetividades.

El momento del grillo

La autora profundiza el concepto de lectura cuando hace referencia a los modos de lectura. Cada uno tiene su historia personal, la subjetividad es una construcción diferente,  pertenece a cada uno. La conexión del sentido de la lectura es también personal. La condición de esa conexión depende de cada uno. La comunicación con el autor legitima la autonomía de la lectura. Cada uno cambia a partir de la lectura: incorpora nuevos valores, profundiza imaginarios, formula preguntas, etc. Es la literatura quien opera para ampliar el sentido. La lectura es el grillo de la poesía.

El telar o de cómo nos va tejiendo la palabra

En este capítulo la metáfora del fuego logra asociar poesía, narración, historia.

El fuego que robó Prometeo a los dioses y lo trajo a este mundo. El fuego que se transformó en palabra para explicar cómo Prometeo salvó a la humanidad. Sin el fuego (palabra), los humanos hubiésemos fallecido.

El fuego se guarda en la caverna, se fecunda, nacen otros fuegos. Esa palabra necesitó de la escritura para conservarse y multiplicarse. Caverna ahora transformada en libro, como una especie, a decir de MCR, de caja de oro.

Somos los adultos quienes nos convertimos en tejedores de palabras.

Surge la dicotomía consumo versus construcción de significado; hacer que leo en lugar de vivenciar el mundo del libro; leer por leer, lo contrario es, construir subjetividad.

No todos los libros habilitan a que el mundo del lector se mueva por dentro. Puede ocurrir que la sensibilidad del autor no despierte la imaginación, el recuerdo, la reflexión. Tal vez elija ese libro en otro momento de su vida, en ése que demuestre el valor para dedicarle tiempo de vida, para leerlo.

Los docentes son mediadores entre el fuego (palabra, escritura) y los otros humanos que necesitan la luz, o porque no la conocen o porque está apagada, la luz está en la palabra, la voz, el libro.

Los docentes tienen que conocerla, ellos a su vez leen y así continúa el tejido del tiempo.

De puentes y abismos

Un modo de construir la pertenencia al mundo, a la cultura, es, sin duda alguna, a través de la construcción de subjetividades.

Antes, quienes nos precedieron, ahora nosotros, después los otros. Elegimos continuar como seres humanos a través de la palabra, de la cultura, del libro, de la solidaridad y generosidad que nos caracteriza, somos puentes firmes. Elegimos ser puentes, de vez en cuando nos enfrentamos con abismos (agobios, pérdidas, etc) que superamos cuando interactuamos con ese otro, que somos nosotros mismos.

De docentes e instituciones

La escuela es el ámbito propicio para la necesaria integración en la construcción de la pertenencia. El aula lo es todavía más. La clave es la interacción y la lectura promueve interacción.

La lectura y la escritura posibilitan la cohesión de acciones que integran, la interacción  de los agentes sociales internos a la escuela, es decir, pertenecientes a esa comunidad. También la conexión con el afuera que enriquece la lectura, la cultura escolar en general. Es necesario que se elaboren proyectos que tejan una red social con acciones a corto, mediano y largo plazo. Las instituciones existen, habilitemos la palabra para desarrollar la oralidad, el arte, la salud, lo positivo de la tecnología en articulación con los otros niveles del sistema educativo.

Razones para la sinrazón de la poesía

Es que la poesía despierta el sentido de la palabra, convoca al arrullo del sentimiento humano, encamina hacia la pasión como energía de la vida.

La poesía es belleza. Deviene en un nuevo artículo para la Declaración de los derechos de los niños “el derecho a la poesía en la voz de los padres, los maestros, los amigos”.

A no dudarlo, la poesía no es literatura de consumo. Nos ofrece imágenes, símbolos, metáforas que requieren, que demandan de la palabra lúcida del docente, de los amigos, de la familia para explicar la realidad que representa. Muchas veces los adultos, abatidos por lo cotidiano, se resisten a la poesía porque no la entienden. Encontramos algunos que la desvalorizan.

La autora transcribe versos y poemas completos de Rubén Darío, Miguel Hernández, Gabriela Mistral, Aramís Quintero. Poemas, entre otros, que demuestran la necesidad de cultivar la poesía en la escuela.

Cito a MCR: leer poesía para quitarnos el ancla de lo pesaroso y devolvernos la alegría “ (pp.48)

Compartir la poesía

La autora rescata el valor trascendente de la poesía. El contenido que convierte cada verso en sentimiento, música, color, luz, etc. aporta al desarrollo de las emociones positivas, tan necesario en estos tiempos que tienden a naturalizar la violencia.

Patita de seda

La poetisa cierra el libro para abrir una imagen del nuevo mundo, habitado por espacios de poesía. Ya está asomando la patita. Es un modo más que esperanzado para recuperar los vacíos de humanidad.

(*) Paulina Uviña  Nació en Buenos Aires y está radicada en Comodoro. Profesora en Letras en la Universidad de la Patagonia San Juan Bosco. Se especializó en la enseñanza de la Lengua y la Literatura en la Universidad Nacional de Córdoba;  en Lectura, escritura y educación en FLACSO. Es creadora, junto a un grupo de docentes y escritores, de CEPROLEC (Centro de promoción de la lectura destinada a niños y a jóvenes) que recibió el Premio Pregonero a Institución 2012. Editora de la Revista digital El Mangrullito Patagónico. Publicaciones: Manos a la obra.. Co-autora junto a Lidia Lucero de Alfredo Shadi, un anfitrión de la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s