Mi adiós a Gloria Pampillo: “La vida está en otra parte”

Por Cristina Pizarro (*)

 gloria pampillo
Imagen: gloriapampillo.com.ar

Vienen a mi memoria intensos recuerdos. A principios de la década del ochenta, en una mesa redonda de unas jornadas organizadas por la Asociación Argentina de Lectura, llevadas a cabo en la SADE, tuve la enorme satisfacción de conocer a Gloria Pampillo.

 En esa oportunidad, se refirió a sus experiencias en los talleres de escritura que había coordinado en Madrid, con una  orientación  que había surgido de sus aprendizajes en el grupo Grafein, taller  de escritura coordinado por Mario Tobelem, que nació como una iniciativa de los alumnos de la cátedra de Noé Jitrik.
Como fruto de esta trayectoria se publicó El taller de escritura en una editorial  fundada por un español republicano, que publicó obras de muchos argentinos y dio cabida a colecciones de Literatura infantil y juvenil, que marcaron un hito en la producción literaria destinada a chicos y jóvenes, con gran repercusión en las escuelas primarias, en épocas difíciles de nuestra historia.

Fue  en aquel verano de 1988 que tuve la oportunidad de asistir a uno de los talleres de Gloria en su departamento de San Telmo, sito en la callé Perú, muy cerca de donde yo vivía en ese momento. Compartí el entusiasmo por estimularnos en la producción de textos,  a partir de consignas, afines a las lecturas de textos literarios.

 Volvimos a encontrarnos en varias ocasiones y mantuvimos el contacto por los cursos en la UBA, congresos, artículos y demás asuntos del mundo literario.
Gloria Pampillo supo de la creación de la Academia y dio sus votos para alentar un futuro promisorio pero no pudo integrarla; su meta era otra, según me dijo.
Tal vez, ahora, yo,  muy conmovida por su partida, comprenda que la vida está en otra parte.
 Cristina Pizarro

Buenos Aires, 1-3-13

Agrego lo siguiente acerca de sus obras, tomado de la página web de Gloria Pampillo.

pampillo2

Obras

Publiqué cuatro novelas, Las invenciones inglesas, Sud­ame­rica­na, 1992, Costanera Sur, Sudame­rica­na, 1995, Pegamento, Sudamericana 2004, El héroe que vino a buscarme. Recibí la Beca de creación del Fondo Nacional de las Artes por Las invenciones inglesas y el premio de novela del Fondo Nacional por Pegamento.

En 2007 recibí el 2º Premio de Novela de la Biblioteca Nacional por La deuda, publicada en 2010 por Guid Publicaciones con el título El héroe que vino a buscarme.

Escribí también dos libros de relatos, Estimado Lerner G.E.L. 1986 y Cuatro viajes y un prostíbulo Beatriz Viterbo, 2003.

Publiqué una novela juvenil: La mula en el andén, Alfaguara, 2007 e historias de las palabras para chicos y chicas: Palabrelío, Colihue, 1987 y Avestruces y Piratas, Libros del Quirquincho 1988.

Entre mis cuentos breves se encuentran: “Pasiones”, Entre madres e hijas, Desde la gente; “Peceto”, Para comerte mejor Desde la gente. Microficciones:

“La mujer de Galvao” en Por favor, sea breve; “Demografía” en Grageas2; “Paraíso perdido” en Salamandra nº 5; “El buho” y “Disparos en el sueño” en Los comprimidos memorables del siglo XXI Antología del minicuento del VI Congreso Internacional de Minificción 2010, Bogotá.

Escribí Artículos críticos y ensayos. Sobre Rodolfo Walsh,: “Operación Masacre y las estrategias de persuasión” publicado en Nuevo texto crítico revista de la Universidad de Standford; “Irlandesas tras un gato,” publicado en Radar; sobre Silvina Ocampo “La inquietud de las cosas” publicado en La ronda y el antifaz, Filosofía y Letras; sobre Armonía Sommers, Beatriz Guido, Sara Gallardo, Luisa Valenzuela: “La ficción y su máscara” en Luisa Valenzuela sin máscara, Feminaria; sobre Susana Constante, “La tensión del ensayo en la novela política” Mal estar Psicoanálisis /cultura 4. Cuentos breves y minificciones fueron publicados en diversas antologías y revistas.

Fui traducida al inglés.

Del Francés traduje Micromegas y Le taureau Blanc de Voltaire y relatos de ciencia ficción

Sobre escritura publiqué. El taller de escritura, Plus Ultra, 1982; El taller de escritura con orientación docente, Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, 1985. Con las manos en la masa, Quirquincho, 1989, estos dos últimos con Maite Alvarado. Escribir. Antes, no sabía que sabía, (en colaboración) Buenos Aires, Prometeo, 2010.

Sobre teoría y práctica de la narración Permítame contarle una historia.

Narración e identidad, (en colaboración) EUDEBA, 1999; Una Araña en el zapato, Libros de la Araucaria, 2004 (en colaboración).

http://www.gloriapampillo.com.ar/

 

(*) Cristina Pizarro nació en Banfield, Provincia de Buenos Aires, Argentina, el 24 de noviembre de 1949. Vive desde 1979 en la ciudad de Buenos Aires.

Maestra Normal Nacional, 1967. Profesora en Letras por el Instituto Nacional del Profesorado “Joaquín V. González”, 1976.  Coordinadora de Psicodrama Psicoanalítico grupal, Centro Psicoanalítico grupal Eduardo Pavlovsky, 1991. Licenciada en Educación y Gestión Institucional por la Universidad Nacional de Quilmes, 2004.

Ejerció la docencia en todos los niveles de enseñanza (1971-2008). Profesora Titular de Literatura en el Instituto Superior de Profesorado “Sara C. de Eccleston” (1978-2008).

Fundadora del GRUPO ALEGRIA- Actividades de Lectura y escritura grupales para la revelación e integridad de los afectos. (1991)

Miembro de número de la Academia Latinoamericana de Literatura infantil y juvenil. (2012)

Presidente de la Academia argentina de Literatura infantil y juvenil. (2012-2015)

Poemarios publicados: Poemas de agua y fuego (1993),   La voz viene de lejos (1995),  Lirios prohibidos (1998), Jacarandaes en celo (2003), Confesiones de Gertrudis Glauben (2006), Diario de Rosalind Schieferstein (2009).

Libros de teoría literaria publicados: Taller de juegos literarios (1992), Taller de juego dramático (1996), En la búsqueda del lector infinito. Una nueva estética de la literatura infantil en la formación docente (2008).

http://cristina.pizarro.blogspot.com.ar

2 pensamientos en “Mi adiós a Gloria Pampillo: “La vida está en otra parte””

  1. Querida Cristina, muy sentidas tus palabras de Adiós a una escritora como Gloria Pampillo, y más aún cuando mencionas que ella dio sus votos para alentar un futuro promisorio para la Academia aunque no pudo integrarla y expresás que su meta era otra: que la vida está en otra parte. Gracias por darnos esta posibilidad de descubrir un ser tan sensible
    Con todo cariño
    Graciela Licciardi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s